El suelo radiante es el sistema de distribución de la calefacción más eficiente, confortable, silencioso y versátil que existe. Enerzia recomienda su instalación con preferencia sobre otro tipo de emisores tales como los fancoils o los radiadores,y sólo instala los materiales de mayor calidad para asegurar que nuestros clientes disfruten de sistema de durante toda la vida.

Tipos de aplicaciones en suelo radiante

El suelo radiante es un sistema de calefacción que permite mantener una temperatura estable dentro de un local, sin problemas para la salud de las personas que lo habitan, además de ser un sistema que permite reducir el consumo de energía con el consiguiente ahorro económico, contribuyendo a la conservación del medio ambiente. Enerzia apuesta por la instalación de este sistema por ser energéticamente eficiente, más seguro al no tener varios centros de calor -al contrario que otros sistemas como los radiadores – y más sano, porque permite el confort equlibrado del organismo.

Funcionamiento

A nivel físico, existen tres tipos diferentes de transmisión de calor:

  • contacto: molécula fija a molécula fija: si le damos la mano a alguien, notamos su calor
  • convección: el calor se transmite a través de moléculas que se están moviendo, normalmente son moléculas de aire, y es el sistema de transmisión de calor que usan todos los sistemas de calefacción.
  • radiación: nada que ver con las radiaciones sospechosas que despiertan nuestra alarma cuando se mencionan. Se refiere solamente a que la energía se transmite en ondas de larga frecuencia (infrarrojas) que se transforman en calor sólo cuando alcanzan un cuerpo sólido.

Vemos así que la radiación es un sistema sano de transmisión de la calefacción. Su mayor ventaja es que no utiliza el aire para la transmisión de calor, por lo que no es necesario invertir energía en calentarlo. El calor llega directamente a los cuerpos sólidos -paredes, suelo, objetos y cuerpo humano-. Es sólo entonces cuando ellos reflejan el calor y lo transmiten al aire. Es por este motivo, que nos podemos encontrar con la paradoja de que un sistema de calefacción por radiación tiene unas temperaturas de aire más bajas que los sistemas convencionales, pero la sensación térmica es mucho más elevada. Y el ahorro de energía, de hasta un 50%.

A nivel interno, el funcionamiento es similar al de un suelo radiante convencional: una red de tuberías circula sobre el falso techo, transmitiendo el calor en forma de ondas.

Se trata del principio más antiguo de emisión de calor. Es el mismo que se da en el Sol. Por este motivo, cuando estamos a la sombra o al sol, la temperatura del aire es la misma, pero nuestra sensación térmica es de mucho más calor cuando estamos al sol: al recibir su radiación, produce calor en nuestro cuerpo.

En la calefacción por convección, -aire acondicionado etc-, también existe una proporción mínima de radiación, pero es tan pequeña que no se nota. Lo que funciona en ese caso es la transmisión del calor a través del aire. En el suelo o techo radiantes, no se está utilizando ningún artefacto sofiscicado para producir la radiación. Se basa en un sistema de tuberías por las que circula un líquido caliente, como en los sistemas tradicionales de calefacción central. Lo que hace que la radiación funcione, es la gran superficie utilizada para calefactar, porque en la calefacción por radiación, la la eficiencia de la radiación es proporcional a la superficie del cuerpo emisor. Éste es el secreto.

Ventajas del suelo radiante

Barato: al ser tan eficiente, necesita consumir menos energía que un sistema convencional, con el consiguiente ahorro económico

Confortable: no se ve, no estorba para colocar muebles o moverse por la habitación, la distribución del calor es óptima.

Sano: no reseca el ambiente, por lo que se recomienda su instalación en hospitales, residencias de ancianos y guarderías. Otro punto que lo hace sano es quela distribución del calor es mucho más homogénea que en el caso de las radiadadores, dado que es toda la superficie del suelo la que emite el calor, y no un único punto focal como en el caso de los radiadores. De esta manera, la parte inferior del cuerpo se mantiene siempre caliente, mientras que la cabeza no recibe directamente el calor de la calefacción.

Limpio: para los alérgicos al polvo es ideal porque al no haber dispositivos externos, no se acumular el polvo.

Seguro: especialmente ventajoso cuando hay niños, porque no corren el riesgo de golpearse contra el radiador

Eficiente: El suelo radiante también es un sistema de alta eficiencia porque no necesita que el líquido calefactor alcance temperaturas tan elevadas como los radiadores metálicos; estos últimos necesitan el agua a 70ºC, mientras que el suelo radiante sólo la necesita a 40ºC para alcanzar la misma temperatura ambiental, casi la mitad, con lo que el ahorro de combustible es considerable si se utiliza este tipo de emisor.

Subvencionado: al ser un dispositvo de alta eficiencia, recibe subvencionesn de las instituciones públicas.

Reversible: puede utilizarse tanto de calefacción como de aire acondicionado.

Regulable: se instalan zonas independientes para poder regular la climatización en cada habitación.

Invisible

No necesita mantenimiento

Uniforme: toda la vivienda adquiere una temperatura homogénea

Historia

Ya en el siglo XII antes de Cristo, los romanos utilizaban el «Hipocasus», que se basa en el mismo sistema que el suelo radiante. Entonces, bajo el suelo había unos huecos por donde circulaba aire caliente procedente de una especie de horno realizado ‘ad hoc’.

En España durante la Edad Media se utilizó un sistema parecido, y aún hoy puede verse en algunos lugares de Castilla. El sistema era tan apreciado que se denominó «la gloria», porque los que la usaban decían estar en la misma.

El suelo radiante se extendió por Europa a raíz de la crisis del petróleo de los años 70, y también debido a que debido a su invisibilidad muchos arquitectos la aprecian como sistema de calefacción. Se aplica en todo tipo de viviendas e incluso algunos fabricantes han empezado a darse cuenta de que les resulta útil para apiicarlo en procesos industriales de secado de productos.

Solicite presupuesto para cualquiera de las instalaciones rellenando el formulario